Blogia
El Espirituano

Restauran inmuebles de gran valor histórico y patrimonial en Trinidad

Restauran inmuebles de gran valor histórico y patrimonial en Trinidad

La villa de Trinidad, declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, se prepara para celebrar, en el 2014, los CINCO siglos de su fundación.     En esa urbe del sur de la provincia de Sancti Spíritus se restauran inmuebles de gran valor histórico y patrimonial.

La otrora casona colonial de la familia Padrón, erigida en la primera mitad del siglo XVIII y ubicada en el centro histórico de la ciudad de Trinidad, recuperó el esplendor de antaño y reabrió sus puertas como sede del Museo de Arqueología Guamuhaya.

El inmueble, que permaneció 10 años cerrado por su alto grado de deterioro, fue sometido a una reparación capital, que incluyó el mejoramiento de los techos, la restauración de sus pinturas murales y un nuevo montaje museográfico que favorece la perdurabilidad de las colecciones.

La muestra que se exhibe a partir de ahora en las 11 salas del Museo de Arqueología de Trinidad, consta de 488 piezas originales de la época pre-colombina y de períodos históricos posteriores, que fueron encontradas en la zona centro-sur de Cuba.

Entre los exponentes de mayor valor que atesora la institución se encuentran numerosos instrumentos de trabajo utilizados por los aborígenes cubanos, y el esqueleto de una mujer cuyo enterramiento tuvo lugar hace más de 2000 años y fue hallado en la Cueva de los Indios de Hoyo de Padilla, en Cumanayagua, provincia de Cienfuegos.

A la reapertura del Museo de Arqueología Guamuhaya asistió su fundador y primer director, Alfredo Rankin Santander, Master en Ciencias Arqueológicas, quien durante años realizó investigaciones en sitios arqueológicos de Trinidad y el Valle de los Ingenios, y tomó parte en excavaciones que permitieron encontrar muchas de las piezas que ahora pueden ser vistas por visitantes cubanos y extranjeros.

En la sureña ciudad espirituana también se rehabilita el Museo Municipal de Historia, conocido como Palacio Cantero y considerado, por muchos, el inmueble más majestuoso de Trinidad.

Allí jóvenes graduados de la Academia de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera acometieron la restauración de las pinturas murales de los exteriores y del patio interior, que fueron hechas por artistas populares trinitarios.

De esa forma se devuelve la imagen original a la típica casona del siglo XIX, símbolo de la opulencia de que llegó a alcanzar la llamada sacarocracia durante el período de mayor auge de la producción azucarera en el Valle de los Ingenios, declarado junto a la villa de Trinidad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En el centro histórico de la ciudad también continúa la reanimación de varias calles, en las que se pintan fachadas, se arreglan aleros y se mejora la carpintería de numerosas viviendas, acciones emprendidas por trabajadores de la Oficina del Conservador de Trinidad, con el apoyo de los vecinos.

La restauración de los museos y de otros inmuebles de gran valor histórico, arquitectónico y cultural, forma parte de los preparativos para la celebración, en el año 2014, de los cinco siglos de Trinidad, la tercera villa fundada por los españoles en Cuba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres